Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2012

Por si acaso se te ocurre olvidarte de esos días.

Cuando despertó tenía una incisión mal echa en el pecho.Meditó sobre lo sucedido y se acordó de que le habían extraído el corazón a bocados.
No se le ocurrió preguntar quien fue el que le mutiló la caja torácica.Ya lo sabía de sobra.El mismo que hacía exactamente seis mil cincuenta y ocho minutos le decoraba la habitación de flores y le llenaba la cabeza de pájaros .
Así que decidió dejar de pensar,igualmente el daño ya estaba hecho.Se levantó del charco de sangre y barro,musitando un agonizante "Te echaré de menos".
Su asesino oyendo lo anterior ,bajó desde los mas profundos  y placenteros delirios hasta el infierno.
En cuanto al mutilado,se sigue lamiendo las heridas,por si así se curan antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario